Seis pasos para ‘reiniciarte’ según Antonio Fornés

filosofia

Éstos son los pasos que el humanista Antonio Fornés te propone dar, para hacerlo:

1. Voluntad de cambio: “La idea fundamental que late bajo la idea de reiniciarse es nuestra voluntad personal de dejar de desaprovechar nuestra existencia, romper con los miedos emocionales que habitualmente nos bloquean y afrontar con decisión nuestros deseos, aspiraciones y anhelos”, explica Fornés a lainformacion.com.

2. Mirar dentro de nosotros: Un accidente en octubre de 1654 puso a Pascal al borde de la vida y la muerte. La impresión es demasiado fuerte para él, se desmaya y pierde la conciencia. A partir de ese momento, cambiará la ciencia por la filosofía y la investigación de mundo exterior por la de sí mismo, de su mundo interior.

El objetivo es “reecontrarnos” y “escucharnos” para construir una vida con una base “más sincera y auténtica, dejando de lado la angustia y la insatisfacción, caminando en pos de una vida feliz y plena”, afirma el autor.

3. ¡Detente!: Fornés asegura que es necesario “rechazar por un momento el ritmo frenético al que nos somete nuestra rutina diaria, silenciar el ensordecedor ruido del mundo exterior y reflexionar sobre qué estamos haciendo con nuestra vida”.

4. Valora la vida: No tenemos ninguna tarea más importante que la de vivir” explica el autor, “nuestra vida es única, irrepetible, demasiado valiosa para sumergirla en el gris de la monotonía y la resignación”.

5. ¿Qué quieres realmente? Son las cuatro de la mañana del 28 de octubre de 1910 cuando Tolstoi abandona a su mujer para irse a un pequeño monasterio. Tiene 82 años y lleva toda su vida sometido al deseo de ella de vivir holgadamente frente a sus aspiraciones vida humilde al servicio a la humanidad.

Éste es el ejemplo que toma Fornés para subrayar que nunca es tarde para “Empezar a caminar en pos de lo que realmente deseamos, rompiendo con el miedo y renunciando a vivir en la angustia y la infelicidad”.

6. Recuperar nuestra individualidad: La quiebra de la Bolsa de París en 1882 dejó a gauguin sin el empleo que ejercía pero que detestaba. El pinto aprovechó este revés para mirar en su interior y dejar de mentirse a sí mismo. No le es fácil, pero decide dedicarse plenamente a la pintura.

“Necesitamos recuperar nuestra individualidad”, afirma Fornés, “volver a asumir el mando de nuestra vida y tomar, de verdad, nuestras propias decisiones. Si lo conseguimos, no sólo llenaremos de sentido nuestro vivir, sino que nos convertiremos en un elemento positivo, enriquecedor y saludable para aquellos que nos rodean”.

Fuente: enpositivo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s